LOS MIXTECAS

 

foto17.JPG (177053 bytes)

Para finales del siglo VII de nuestra era, los mixtecas se fueron estableciendo en la sierra poniente de Oaxaca, en donde fundaron numerosas ciudades, entre ellas Tilantongo, Coixtlahuaca y Yanhuitlán.

A pesar de que los mixtecas ocuparon los valles áridos, elevados y fríos de la sierra de Oaxaca y, por lo tanto, las condiciones para la agricultura les eran adversas, fue ésta su actividad fundamental y para ella utilizaron los mismos instrumentos y procedimientos de los restantes pueblos mesoamericanos. Sin embargo, determinaron que la caza y la guerra fueran actividades vitales para ese pueblo.

Al final del siglo XII, importantes grupos mixtecas se trasladaron al valle de Oaxaca en donde disputaron el control de esos territorios a los zapotecas, esta situación se mantuvo hasta la llegada de los españoles a la región.

Pectoral de Mictlantecuhtli, trabajado en oro.

A los mixtecas se les ha considerado como los más diestros artesanos del México antiguo; trabajaron con extraordinaria habilidad la orfebrería de la que se conservan hermosas piezas labradas en oro, también se distinguieron en el tallado de hueso y el cristal de roca y pintaron códices en forma de biombo, utilizando la piel del venado. Algunos de los más importantes de esos códices son el Nuttla, el Vindibonenci y el Bobley.